¿Es el momento de vender su empresa?
Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.

Boletin TAX Marzo - Abril 2017

¿Es el momento de vender su empresa?

 

La pregunta, aunque puede parecer sorprendente, no es nada impertinente y sobre todo muy necesaria. En el entorno económico actual, las empresas cada vez se parecen más a los seres vivos: nacen, crecen, se reproducen y… (desgraciadamente) mueren, pero afortunadamente, no todas. 

Por el contrario, a menudo el empresario se encuentra tan atado y vinculado a “su” empresa, que no se plantea que algún día pueda acabar lo que ha hecho durante toda la vida. Esta situación es frecuente en nuestras empresas en las que se da la circunstancia que la “propiedad” y la “dirección” coinciden en las mismas personas y además, dentro de un mismo grupo familiar, cosa que no pasa en las grandes empresas multinacionales y éste es un factor diferencial clave. 

Volviendo pues a este tipo de empresas con las que normalmente más nos relacionamos, hemos podido ver un movimiento e interés creciente en atender la gestión de los negocios a través de herramientas de Control de Gestión que les permiten interpretar mejor la marcha de la empresa y sobre todo la planificación de sus actividades, la definición de las estrategias y la valoración de los indicadores básicos, especialmente en aquella información que no puede aportar por sí sola la contabilidad, como puede ser la evolución de los mercados, la fidelización de la clientela, la gestión de los RRHH, etc…

Esto ya supone una mejora importante en la capacidad para interpretar la marcha de los negocios y por lo tanto para planificar y asegurar la continuidad de la empresa. Pero precisamente ésta sería la pregunta clave que debemos formularnos: “¿Cuánto durará nuestra empresa?;” “¿Habrá algún momento óptimo para vender la empresa?”; “Si supiera que algún día mi empresa puede resultar inviable, ¿no sería mejor venderla antes?”.

Naturalmente que esto no es sencillo, pero no es más difícil que hacer un presupuesto anual, y cada vez hay más empresas que lo hacen y aprenden ajustando cada año hasta que van dominando el tema. Seguramente pasa como a las personas, que les cuesta planificar su sucesión, y a pesar de los numerosos problemas y costes que todos sabemos que con ello podrían evitarse, nuestra cultura no está preparada y no nos gusta hablar de finales vitales. Desgraciadamente hemos vivido como profesionales demasiados casos de empresas que han cerrado en la miseria después de haber tenido períodos de esplendor, simplemente porque nadie se había hecho nunca la pregunta de este titular.  

También nuestra profesión de asesores nos ha permitido ver traspasos de negocios en los que sus fundadores han conseguido materializar económicamente el esfuerzo invertido durante toda la vida de la empresa. 

Hay muchas maneras de vender la empresa o hacer participar a otros accionistas: Google, Twitter, Facebook, Tuenti o Privalia nacieron como “startups” y ahora son de una dimensión estratosférica, cosa que no hubiesen conseguido nunca sus promotores iniciales. Los Fondos de Inversión están entrando a través de la adquisición de participaciones en empresas que tengan proyectos empresariales interesantes. Desde TAX le asesoramos en todo lo relativo al traspaso de su negocio, desde el planteamiento inicial hasta los términos más legales. 

 

Josep Massó

jmasso@tax.es

Socio de TAX Barcelona Passeig de Gràcia

Tel: 902 365 500 · Email: central@tax.es